//
estás leyendo...
Conceptualizando la izquierda y su relación con el derecho, Derecho y Justicia Social, Formas de acción

“Izquierda y Democracia en Chile. 1932-1973”, de Julio Faúndez.

Faúndez estudia cómo los objetivos revolucionarios de los partidos marxistas chilenos pudieron reconciliarse con la participación en un sistema político que les impuso estrictas restricciones. Su foco en la dimensión institucional resulta iluminadora para una reflexión profunda sobre las oportunidades y límites que los regimenes legales ponen a los programas de izquierda.

La denominación elegida para este blog, “Resquicios Legales”, hace referencia a la estrategia del gobierno de la Unidad Popular respecto del marco legal vigente en los ‘70. Eduardo Novoa explica que esa estrategia tuvo por propósito “evitar el cerco legal que la oposición de derecha preparó para frustrar la acción gubernativa del Presidente Allende”. El uso de la expresión “resquicios legales” hoy en día puede tener sentido, ya que actualmente cualquier programa político de izquierda en Chile se enfrenta a un marco legal incluso más hostil que el que enfrentó la Unidad Popular. No resulta artificial, entonces, conectar el examen de la experiencia histórica de los programas de izquierda en Chile con la reflexión político-jurídica actual. En esta columna quiero comentar un libro que es una importante contribución para esta discusión. Se trata de “Izquierda y Democracia en Chile. 1932-1973”, de Julio Faúndez.

Permítanme comenzar con ciertos datos introductorios sobre el libro y su autor. A pesar de ser relativamente desconocido entre nosotros, este no es libro reciente. Fue publicado en inglés por Yale University Press en 1988 y en español por BAT Editores en 1992. Así, fue escrito justo antes del inicio de los gobiernos de la Concertación. Julio Faúndez por su parte es un abogado chileno que tras estudiar en Estados Unidos se radicó en Inglaterra. Actualmente enseña en la facultad de derecho de la Universidad de Warwick. Su trabajo académico se sitúa en el marco del movimiento iniciado en los ‘60 denominado Law and Development, es decir, los estudios sobre el rol del derecho y las instituciones legales en los procesos de desarrollo y democratización de los países en desarrollo. Esto explica que sus investigaciones históricas traten de vincular equilibradamente consideraciones políticas, economías y legales. Faúndez recientemente ha publicado otro interesante trabajo sobre Chile, pero de alcance temporal más general que el libro que ahora comento: “Democratización, desarrollo y legalidad” (Palgrave 2007, y Ed. UDP 2011). Durante los últimos dos años este libro ha sido comentario obligado entre los profesores de derecho administrativo, especialmente por sus observaciones sobre el rol jugado por la Contraloría General de la República y la Corte Suprema en el derecho público chileno.

Como ya adelanté, en esta columna quiero recomendar el trabajo previo de Faúndez en “Izquierda y Democracia en Chile”. El libro parte constatando que la participación de marxistas en las democracias capitalistas es un asunto fuertemente debatido. Por distintas razones, tanto marxistas como no-marxistas suelen experimentar cierta incomodidad con la participación de este sector en la política democrática. Faúndez afirma que la política chilena durante el siglo XX resulta un caso de estudio ideal para examinar cómo los objetivos revolucionarios de los partidos marxistas pueden reconciliarse con la participación en un sistema político que les impone estrictas restricciones.

El libro se estructura en 3 partes más una introducción y unas breves conclusiones. La primera parte estudia el período que va desde la década de los ’30 hasta el inicio de la década de 1950, es decir, desde la aparición de los partidos marxistas en Chile hasta el fin del Frente Popular. Luego, la segunda parte examina el período que va desde 1952 hasta 1970, describiendo cómo operaron los partidos marxistas estando fuera del poder durante las administraciones de Ibáñez, Alessandri Rodríguez y Frei Montalva. Finalmente, la tercera parte estudia en profundidad el gobierno de la Unidad Popular, en donde finalmente una alianza comunista-socialista alcanzó el poder.

Por supuesto, la sección sobre la Unidad Popular tiene un rol central en el libro. A pesar que Faúndez recalca a lo largo del libro el crucial rol de Estados Unidos y de la derecha en la desestabilización del programa de la UP, él también identifica falencias en la estrategia de los partidos marxistas. Faúndez sugiere que los conflictos entre los distintos partidos de izquierda y una pobre concepción sobre la naturaleza del régimen político chileno debilitaron de manera importante la fuerza del sector. Un desafío permanente para los programas de izquierda en el siglo XX chileno fue que la política parlamentaria les exigiera actuar a través de coaliciones. En efecto, las alianzas fueron difíciles tanto entre los partidos marxistas como entre ellos y otros grupos políticos. Así, por ejemplo, comunistas y socialistas frecuentemente tuvieron posturas divergentes sobre la naturaleza del proceso revolucionario que pretendían liderar. Al mismo tiempo compitieron entre ellos para encabezar los movimientos sociales y en particular los sindicales. Esto los llevó a tener divergencias prácticamente irreconciliables respecto de cuál era la mejor estrategia para ampliar los canales de participación política de los grupos hasta ese entonces excluidos. A todo esto se sumaba los desencuentros sobre la conveniencia de llegar a alianzas con los partidos centristas, es decir, los radicales en un primer período y luego la democracia cristiana.

Por otro lado, Faúndez argumenta que la “vía chilena al socialismo” careció de un diagnóstico suficientemente detallado y concreto de las condiciones que el marco institucional dominante permitía para avanzar un programa de izquierda. Esto los habría llevado a una posición de un lado excesivamente cándida respecto de las posibilidades que la institucionalidad brindaba para un proyecto revolucionario, y por otro muy inflexible respecto a alcanzar alianzas con partidos con elementos de izquierda no-marxista como la democracia cristiana.

A mi juicio sería injusto juzgar el libro sólo por su interpretación de la Unidad Popular. Más allá de estar de acuerdo o no con su tesis al respecto, es indudable que el trabajo de Faúndez es equilibrado, riguroso y entrega valiosa información al lector. El libro no es un mero compendio de datos, ni tampoco una reflexión superficial y sesgada sobre el período. El autor, además, logra sintetizar con sorprendente habilidad las perspectivas políticas, económicas y jurídicas de la actuación de los partidos marxistas en la política chilena. Adicionalmente, su reflexión puede resultar especialmente atractiva para los interesados en el derecho y el rol de las instituciones. En efecto, Faúndez logra poner de relieve el rol que las instituciones legales jugaron en las distintas etapas. Muchas veces con sorprendente erudición, él explica las distintas dimensiones de la regulación de los sindicatos, del proceso de reforma agraria, de la integración y los procedimientos parlamentarios, del surgimiento del estado administrativo y del rol de los órganos de control tales como tribunales y contraloría, por mencionar sólo algunos de los aspectos que abarca este trabajo. En suma, me parece esencial destacar que “Izquierda y Democracia” entrega información y materiales que es difícil encontrar en otras investigaciones históricas o jurídicas, y discute problemas que parecen olvidados, pero que permiten entender con más profundidad las barreras que las políticas de izquierda han encontrado en la institucionalidad chilena desde hace décadas.

Antes de concluir debo advertir un punto negativo sobre las traducciones de los libros de Faúndez. Lamentablemente las versiones en español tanto de “Izquierda y Democracia” como del reciente “Democratización, Desarrollo y Legalidad” son menos confiables que las versiones en inglés. Quien pueda optar entre ambas, debe tener esto en consideración.

Finalmente, quisiera insistir en que la atención que Faúndez pone en la dimensión institucional resulta iluminadora para una reflexión profunda de las oportunidades y límites que el régimen legal en Chile ha ofrecido a los programas de izquierda. Por eso, creo que los usuarios de “Resquicios Legales” pueden beneficiarse de una lectura de esta antigua e inmerecidamente poco conocida investigación histórica.

Comentarios

6 comentarios en ““Izquierda y Democracia en Chile. 1932-1973”, de Julio Faúndez.

  1. Me parecio muy interesante, son escasos los libros tan objetivamente analíticos, dentro de lo posible claro está. Quisiera saber qué tan poco confiable es la traducción al español, qué tanto la traducción se convierte en distorcionadora del contenido.

    Desde ya muchas gracias por la información.

    Publicado por Amapola Vergara | 13 de mayo de 2013, 1:06 PM
  2. Gracias por el comentario. Respecto a tu pregunta, no creo que la traducción impida la lectura. Sí vale la pena leerlo en español. Pero es probable que uno encuentre difícil entender ciertos pasajes. Además, al menos los primeros párrafos del libro son distintos en la versión en inglés y la versión en español. Por último, la diferencia en el título también me genera desconfianza respecto de los énfasis, pero es sólo una impresión. En inglés se llama “Marxism and Democracy”, mientras que en español “Izquierda y democracia”.

    Publicado por Guillermo Jimenez | 14 de mayo de 2013, 5:07 AM
  3. Hola Guillermo, muy interesante el comentario. Hay que leer a Faúndez! Me parece que puede ser particularmente importante aprender de la historia de la relación entre los partidos políticos y el régimen institucional si es que llega el esperado momento de cambiar el binominal. Si es que eso sucediera, hay algo que uno pueda aprender del trabajo de Faúndez acerca de cómo institucionalizar un sistema amplio de partidos sin forzarlos a conformar coaliciones con los grupos políticos predominantes?

    Publicado por Diego Gil | 14 de mayo de 2013, 1:34 PM
  4. Excelente reseña. Había leído el Democratization, Development and Legality de Faúndez pero no he leído este otro, y la columna de Guillermo evidencia que es una lectura obligada para quienes estamos interesados en los horizontes políticos de la “vía legal”, ayer y hoy. Me sumo a los agradecimientos!

    Publicado por fernandomunozl | 14 de mayo de 2013, 9:32 PM
  5. Diego: Aunque Faúndez no dice nada sobre esto con algún grado de especificidad, yo diría que él no parece contrario a la necesidad de formar coaliciones. Pero la verdad no recuerdo que diga algo sobre sistemas electorales proporcionales o mayoritarios.
    Quizás en un artículo en otro libro uno podría encontrar alguna pista. En “Presidentialism and Democracy in Latin America” (CUP 1997), él dice que hay que distinguir entre los acuerdos políticos a los que llegan los líderes de los partidos, y el consenso político efectivo en la sociedad como un todo. Él sugiere que en países en desarrollo, el desacuerdo político social no debe canalizarse solamente a través del Parlamento. Por eso, él defiende un régimen presidencial. Eso me hace pensar que él diría que mantener un Ejecutivo relativamente fuerte, es la mejor manera de romper con las coaliciones políticas conservadoras predominantes que tú mencionas.
    En definitiva, yo creo que de una lectura de Faundez, uno podría concluir que no hay que enfocarse en una sola institución – el Parlamento- como solución a todos los problemas.

    Publicado por Guillermo Jimenez | 15 de mayo de 2013, 1:42 PM
  6. Pero la existencia de coaliciones políticas conservadoras predominantes es también causa de malos diseños constitucionales. Esa no es la única causa, evidentemente, pero el binominal es un factor determinante en la baja representatividad y disfuncionalidad del Congreso. Yo creo que la respuesta no va en confiar en el Ejecutivo como contrapeso a la política parlamentaria. La respuesta debiera ser tener un Congreso más democrático.

    Publicado por Diego Gil | 16 de mayo de 2013, 2:30 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: